Al igual que la tinta, el papel de impresión, determina la calidad y el aspecto final de un trabajo. En este sentido, el gramaje representa uno de los factores que debemos tener en cuenta al momento de elegir un papel para impresión. Las impresoras multifuncionales modernas, incluyendo la serie G de Canon pueden imprimir en papeles de distintos gramajes según la necesidad.

El gramaje no es más que el peso de la hoja, su unidad de medida es el gramo por metro cuadrado (gr/m²), pero comercialmente se conoce solo con la denominación de “gramos”. Por ejemplo, uno de los papeles de oficina más comunes es el papel bond A4 de 80 gramos.Por ende, un metro cuadrado de este papel debe pesar exactamente 80 gramos.

Es importante tener en cuenta que el gramaje no es igual al grosor. El qué tan grueso sea un papel no determina necesariamente su peso. Estas dos son características independientes. De esta manera, dos papeles pueden pesar lo mismo pero tener diferente grosor o viceversa.

El gramaje determina qué tanta tinta absorbe el papel y, por ende, qué tan nítida es la impresión. Se nota más la diferencia cuando se incluyen imágenes o gráficos en los documentos. Dependiendo del resultado que estemos buscando, el gramaje nos brinda una amplia gama de posibilidades.

¿Para qué sirve cada gramaje?

  • 40 a 60 gramos: Papel muy ligero y delgado que usualmente se usa para imprimir periódicos y suplementos. Es básicamente utilizado por las imprentas ya que las impresoras caseras no están diseñadas para imprimir en un papel tan delgado.
  • 60 a 115 gramos: En este rango se encuentran los papeles de oficina. Los más ligeros (60gr o 70gr) son útiles para sacar copias a gran escala. Mientras que los gramajes altos se utilizan para imprimir membretes o documentos especiales.
  • 135 a 200 gramos: Este papel tiene mayor grosor y firmeza. Se utiliza para imprimir folletos, flyers, trípticos o páginas interiores de revistas. Aquí se considera también algunos tipos de papel fotográfico económico.
  • 200 a 250 gramos: Papel más rígido que sirve para impresión de ciertos flyers, tarjetas, portadas de revistas e incluso se utiliza para el empaque de algunos productos. En esta gama también se encuentra el papel fotográfico. Las impresoras Canon PIXMA pueden imprimir en papeles de hasta 250 gramos.
  • Superior a 250: Los papeles que superan los gramajes convencionales por lo general se usa para carpetas, portadas de libros, revistas, catálogos o piezas artísticas más elaboradas.

Para impresiones cotidianas del hogar o la oficina, lo más conveniente es elegir entre los papeles de 70 y 90 gramos. Para el uso regular, podemos elegir las de 70 o 75 gramos, que si bien, no aseguran la mejor calidad de impresión, cuando se trata grandes volúmenes pueden disminuir los costos. Sin embargo, si queremos otorgarle un buen acabado a un proyecto especial, es mejor utilizar hojas a partir de 80 gramos.

Si te gustó este post de Impresoras Canon Perú, compártelo en tus redes sociales y no dejes de visitar nuestro blog para recibir más información y consejos sobre el mundo de la impresión.

Contáctate al 0800-54-803 para recibir asistencia de Canon en nuestros centros de servicio en Lima y provincias. Si tienes alguna duda o consulta, puedes escribirnos al correo [email protected] y te ayudaremos en breve.

Entradas Relacionadas