Una de las principales ventajas del sistema de tinta continua es la reducción del costo de impresión por página. Con los tanques de tinta recargables -como los que utilizan las impresoras Canon PIXMA- se pueden lograr hasta 6000 impresiones en negro y hasta 7000 a color. Rendimiento que podemos asegurar teniendo los cuidados necesarios en el mantenimiento y recarga de los tanques.

Si deseas aprender más sobre el sistema de impresión de tinta continua, revisa el siguiente post ¿Por qué conviene una impresora con tanques de tinta recargable?

Respeta los ciclos de trabajo

Si bien los tanques de tinta permiten imprimir una gran cantidad de hojas, es inevitable que la tinta se acabe. Pon atención en los indicadores de nivel de tinta, los identificarás rápidamente al observar las partes transparentes a ambos lados de la zona frontal del equipo. Procura hacer la recarga en cuanto el nivel de tinta llegue a la línea inferior del indicador. Al llegar a este punto, podrás seguir imprimiendo, pero correrás el riesgo de dañar la impresora. Si la tinta baja demasiado, puede empezar a secarse en los cabezales y obstruirlos.

Imprime en alta calidad

Al imprimir en la máxima calidad, fluye más tinta por los cabezales por lo que se mantienen limpios. En baja calidad, la inyección de tinta es menor, por lo que pueden quedar restos en los cabezales y eventualmente secarse con el tiempo. No te preocupes por el consumo de tinta, la durabilidad de los tanques recargables asegura imprimir grandes cantidades en alta calidad y mantener en buen estado tu impresora.

Utiliza solo el tipo de tinta adecuado

La serie PIXMA utiliza un sistema híbrido, con tinta negra a base de pigmento para lograr textos más nítidos y tintas de color a base de tintes para agregar brillo y tonos más vivos. La tinta de pigmento, por su composición, es más espesa e insoluble en agua. Por otro lado, las tintas de color a base de tintes, también llamadas dye, están elaboradas con colorantes naturales o artificiales disueltos en agua. No es recomendable mezclar varios tipos de tinta al recargar nuestra impresora pues se pueden dañar seriamente los cabezales.

Recarga fácil

El sistema de tintas integrado de la serie PIXMA, además de permitir un diseño más compacto y estético, protege mejor los tanques, evitando que la tinta se seque. Además, la ubicación frontal hace más fácil acceder a los contenedores para recargar la tinta. Sigue las siguientes recomendaciones para recargar

  • Adquiere los insumos originales Canon en cualquier centro de venta autorizado.
  • Abre la botella de tinta con cuidado para evitar derrames.
  • Dirígete al tanque de tinta correspondiente (negro, amarillo, cian, magenta).
  • Vacía el contenido con seguridad, el diseño ergonómico de la botella hará sencillo el proceso.
  • Para evitar problemas, ten cuidado en no sobrepasar la línea superior del indicador de nivel de tinta.
  • Asegúrate de cerrar bien los tapones de cada tanque, así evitarás que la tinta se seque.

Sigue estos consejos y podrás disfrutar de la eficiencia y calidad de una Canon PIXMA por mucho tiempo más. Recuerda adquirir los insumos originales, la botella de tinta negra de 135 ml. y las botellas de 70 ml. de cada color.

Si te gustó este post de Impresoras Canon Perú, compártelo en tus redes sociales y no dejes de visitar nuestro blog para recibir más información y consejos sobre el mundo de la impresión.

Contáctate al 0800-54-803 para recibir asistencia de Canon en nuestros centros de servicio en Lima y provincias. Si tienes alguna duda o consulta, puedes escribirnos al correo [email protected] y te ayudaremos en breve.

Entradas Relacionadas