La tinta, para explicarlo de manera sencilla, es una sustancia que reproduce colores en un determinado soporte para formar símbolos o imágenes. Las impresoras de inyección de tinta, ya sea las de tinta continua -como las multifuncionales Canon PIXMA- o aquellas que utilizan cartuchos, pueden utilizar dos tipos de tinta: de pigmento y de colorantes (dye). Aquí te contamos de qué están hechas.

Tinta de pigmento

Están elaboradas a partir de insumos de origen orgánico. El pigmento es una tinta seca en forma de polvo fino insoluble en agua. Este material utiliza un vehículo o líquido viscoso por medio del cual se transporta y se adhiere en el soporte. En el caso de las impresoras, forma una capa sobre el papel. Por lo general estas tintas son de origen mineral.

Las tintas de pigmento, puesto que no se disuelven en agua y son resistentes a la luz, ofrecen una mayor durabilidad para las impresiones, haciendo que estas resistan mejor la humedad y la decoloración.

Tinta de colorantes

Están hechas a partir de elementos artificiales o tintes de origen biológico sintetizados por un proceso químico. Los colorantes son sustancias capaces de teñir las fibras vegetales y animales. Se disuelven en agua y por medio de este líquido se transportan hacia las superficies a las que han de imprimir color.

Este tipo de tinta produce colores más vivos y brillantes. Además, permite preservar las propiedades de la superficie del papel donde se imprime.

En cartuchos

Además del diseño y las características para cada equipo, cada fabricante de impresoras, trabaja con un tipo de tinta particular. Por ello la importancia de adquirir siempre los repuestos originales.

Los cartuchos más comunes son aquellos con cabezal incorporado, lo cual significa que los inyectores de tinta forman parte del cartucho. Estos tienen dentro una esponja, encargada de contener la tinta. Por otro lado, también hay cartuchos que funcionan solo como depósito de tinta, pues el cabezal está en la impresora.

En tanques recargables

En impresoras de sistema continuo, como las Canon PIXMA, la tinta va de los depósitos integrados a la impresora (conocidos como tanques de tinta) directamente hacia los cabezales, pasando por unas pequeñas mangueras. La serie G de Canon utiliza un sistema híbrido, donde el negro es de tinta a base de pigmento y los colores amarillo, magenta y cian son de tinta a base de colorante.

Breve historia de la tinta

Esta sustancia como elemento para el dibujo, la pintura o la escritura tienen su origen miles de años atrás. Desde los primeros trazos hechos con pigmentos vegetales hallados en cuevas, conocidos como pinturas rupestres. Luego, la escritura en papiros y el desarrollo de la tinta china en el continente asiático. Sin embargo, fue con la invención de la imprenta que se empezaron a desarrollar nuevos y avanzados sistemas hasta llegar a los que conocemos hoy en día.

Como ves, las tintas de impresión son producto de una compleja tecnología, que diariamente nos ayuda a completar nuestros proyectos de forma sencilla.

Si te gustó este post de Impresoras Canon Perú, compártelo en tus redes sociales y no dejes de visitar nuestro blog para recibir más información y consejos sobre el mundo de la impresión.

Contáctate al 0800-54-803 para recibir asistencia de Canon en nuestros centros de servicio en Lima y provincias. Si tienes alguna duda o consulta, puedes escribirnos al correo [email protected] y te ayudaremos en breve.

Entradas relacionadas